Categorías
Qué es, Significado y Concepto

Definición de Latín

El latín es un idioma antiguo nacido en Roma y en los territorios del Lacio, y que si bien actualmente no es utilizado para la comunicación, muchos idiomas son derivados del latín, y por lo tanto tienen semejanzas con éste. Aprender latín sirve para comprender mejor muchos idiomas actuales.

Entre las lenguas de origen latino encontramos por ejemplo al italiano, al español, al portugués y al francés. También otros idiomas como el sardo, el rumano y el catalán provienen del latín. El latín además, ha tenido alguna influencia en las lenguas germanas por ejemplo, como el inglés; pues este idioma ha tomado para sí mismo algunas palabras latinas.

Con la expansión de Roma, el latín también traspasó las fronteras y se convirtió en la lengua más utilizada en Europa Occidental, con diversas variedades regionales. Cuando el emperador Constantino se convirtió al cristianismo, en el año 325, el latín pasó a ser además, la lengua oficial de la Iglesia. En consecuencia, muchos escritos religiosos antiguos están expresados en latín, y los mismos se conocen como “patrística”. En el año 1976, con el objetivo de promover el uso del latín, tuvo origen la Fundación Vaticana Latinitas. Para la Iglesia el latín, continúa hoy en día siendo la religión oficial.

Las lenguas actuales que proceden del latín, y que se utilizan en las distintas partes del mundo, son llamadas “lenguas romance”. Esta lenguas nacen, debido a que luego de la caída del Imperio Romano, distintas partes del mundo, que aún hablaban en latín (aunque cada región lo hablaba de una manera particular), continuaron utilizándolo y haciéndole modificaciones.

Existen dos criterios para juzgar al latín: mientras que algunas personas lo consideran una lengua muerta, ya que en la actualidad no es utilizada (aunque sí es enseñada en muchos colegios e instituciones); otras piensan que sigue vivo, en las lenguas romance.

Conocer y comprender este idioma, al menos en pequeña medida, nos ayuda a entender mejor el significado de nuestro idioma. Además, saber que ciertas lenguas tienen un origen común, nos permite comprender por qué son similares; pues por ejemplo si estudiamos italiano nos será más fácil que si estudiamos una lengua germana, porque el italiano es más parecido al español, por ser ambos idiomas parte de las lenguas romance.

Escrito por :