Calendarios y Fiestas

Januká

Artículo escrito por Ana S. | Actualizado: noviembre 6, 2020

Januká (en hebreo, ‘consagración’), nombre que en el judaísmo recibe una festividad anual, que se celebra durante ocho días consecutivos. Comienza el 25 de Kislev, el tercer mes del calendario judío, que más o menos se corresponde con el mes de diciembre del calendario gregoriano. También denominada fiesta de las Luminarias, fiesta de la Consagración y fiesta de los Macabeos, Januká conmemora la reconsagración del Templo de Jerusalén por Judas Macabeo en el 165 a.C., tras ser el santuario profanado por Antíoco IV Epífanes, rey de Siria y señor de Palestina.

En el 168 a.C., y en una fecha que casi coincide con el 25 de diciembre del calendario gregoriano, Antíoco ordenó dedicar el Templo a la adoración de Zeus Olímpico, erigiéndose un altar en honor de este dios en lugar del gran altar judío. Cuando Judas Macabeo reconquistó la ciudad, tres años después, mandó purificar el Templo e instalar una nueva ara en lugar de la profanada. A continuación, el Templo volvió a consagrarse a Dios con festejos que duraron ocho días. Según la tradición talmúdica, sólo fue posible encontrar un cantarillo de aceite de oliva sellado por el sumo sacerdote y necesario para el rito de reconsagración. Sin embargo, esa pequeña cantidad ardió como por efecto de un milagro durante ocho días. Una de las principales características de la celebración actual que lo conmemora, es el encendido de velas, una la primera noche, dos la segunda, y así hasta que en la última jornada arden todas al mismo tiempo en un candelabro especial de ocho brazos. La principal fuente del relato de Januká se halla en el Talmud.