Categorías
Quién fue...

Émile Durkheim

Émile Durkheim (1858-1917), filósofo de origen francés, pertenece a la tradición de la Sociología Clásica. Entre las preocupaciones de este autor se hallan el orden social, en relación a la cohesión e integración; el suicidio, al cual clasifica en tres tipos; la solidaridad; y la anomia.

Para Durkheim la Sociología tiene como objeto de estudio a los hechos sociales, como formas colectivas y externas en que se manifiestan los individuos y que ejercen cohesión moral. En cuanto a la exterioridad de los hechos sociales, entendemos que los mismos están por fuera del individuo, son realidades objetivas pertenecientes a una sociedad que los circunda pero que también preexiste a ellos y los moldea.

De lo anterior rescatamos que los hechos sociales son objetivos, y debido a ello la Sociología debe situarse en una posición neutra en cuanto a valores y emociones, limitándose a la realidad empírica a la cual accede por observación y comparación, desde el punto de vista de las ciencias naturales.

Ahora tomaremos otro de los conceptos de Durkheim: la solidaridad. Ésta constituye el lazo y cohesión moral entre los individuos, que permite la formación de una sociedad armónica. En el transcurso histórico encontramos dos tipos de sociedades: 1) las sociedades arcaicas, tradicionales o preindustriales y 2) las sociedades adelantadas, industriales o modernas. Las primeras se caracterizan por poseer una solidaridad mecánica, mientras que las segundas tienen una solidaridad orgánica.

Por otro lado, hemos mencionado a la anomia, que es una desregularización normativa, lo cual significa que las reglas o normas, si bien las hay, no se hallan acordes al contexto. El estado de anomia se produce al perderse el grado de autoridad. En otros términos, en el pasaje de la sociedad tradicional a la moderna los lazos sociales se debilitan y los grandes cambios dan lugar a que los individuos se sientan desorientados; las reglas ya no son claras en el nuevo orden capitalista, y por ende, los individuos pierden la referencia normativa en cuanto a sus actos.

El suicidio es analizado en relación a factores sociales que pueden favorecerlo, y la anomia es uno de estos.

Durkheim también se interesó por la división del trabajo en la sociedad, fuente de cohesión, como lo era anteriormente la religión.

Escrito por :