Qué es, Significado y Concepto

Definición de Tetis (astronomía)

Artículo escrito por Ana S. | Actualizado: octubre 25, 2020

Tetis (astronomía), satélite de gran tamaño del planeta Saturno. Es el noveno más alejado de Saturno, en torno al cual gira a una distancia de unos 295.000 kilómetros. Tarda unos dos días terrestres en completar su órbita, que se encuentra en el mismo plano que el ecuador de Saturno y sólo es ligeramente elíptica. Dos lunas muy pequeñas, Telesto y Calipso, giran alrededor de Saturno en la misma órbita.

Tetis es esférico y mide unos 1.060 km de diámetro, aproximadamente una tercera parte del de la luna terrestre. Es el quinto satélite de Saturno por su tamaño. Su estructura interna y composición se desconocen, pero por las mediciones de su densidad se cree que está compuesto casi totalmente por agua helada, con sólo un pequeño núcleo rocoso.

Su superficie está cubierta de grietas y presenta numerosos cráteres, entre los cuales el mayor es Odiseo, que, con 400 km de anchura, abarca dos quintas partes del diámetro de Tetis y probablemente se deba al impacto de un asteroide. El mayor accidente geográfico de su superficie es una enorme fosa de 100 km de anchura y entre 3 y 5 km de profundidad que se extiende a lo largo de 2.000 km, casi tres cuartas partes de la circunferencia del satélite. También existen zonas planas con pocos cráteres, lo que indica que Tetis tuvo actividad geológica después de congelarse hace miles de millones de años. Es posible que volcanes de hielo arrojasen agua a la superficie cubriendo los cráteres antiguos.

Fue descubierto en 1684 por el astrónomo francés Jean-Dominique Cassini, quien le dio el nombre de una de las titánides de la mitología griega, la diosa marina Tetis. Fue fotografiado por las sondas estadounidenses Voyager 1 y Voyager 2 en noviembre de 1980 y agosto de 1981 respectivamente, cuando atravesaron el sistema de Saturno. También fue fotografiado por la sonda espacial Cassini, en septiembre de 2005, cuando sobrevoló el satélite a una distancia de unos 1.500 km. La sonda obtuvo imágenes detalladas de su superficie, incluso del polo sur, que no había podido ser observado por las Voyager.