Categorías
Qué es, Significado y Concepto

Definición de Latencia

El período denominado de latencia va desde los 6 hasta los 11 o 12 años y refiere a una fase psico-sexual, descripta por primera vez por Sigmund Freud. En dicha fase cobran poder los diques anímicos, como una barrera puesta sobre la sexualidad. Los mismos son la vergüenza, el asco, y los ideales de la estética y la moral.

Los diques anímicos son de gran ayuda al superyó, que se forma en la latencia sexual, y corresponde a la interiorización del deseo parental. Es decir, lo que antes imponían los padres y la cultura en general, ahora lo exige parte de la propia psiquis de la persona.

Estos diques son motivo de las inhibiciones sexuales, que se construyen gracias a la sublimación y las formaciones reactivas. El proceso de sublimación consiste en desviar la energía de las metas sexuales hacia otras metas culturalmente aceptadas. Se cree entonces, que los logros culturales se deben a la sublimación y sin ella no serían posibles.

Entre las manifestaciones de esta fase encontramos el mutismo en cuanto a lo sexual. Lo sexual pasa a ser un tema tabú, algo prohibido, de lo cual no se puede hablar y que pertenece a la intimidad de cada persona. Cuando le preguntamos a un niño que se haya en la fase de latencia acerca de la sexualidad, no quiere emitir juicio al respecto y se siente incómodo y avergonzado.

Las colecciones son otra exteriorización notable. El niño adquiere la capacidad de postergar un placer presente, a cambio de un mayor placer en el futuro. A su vez, también aprender a disfrutar del proceso en sí mismo, y no sólo de la meta, si bien ésta, una vez cumplida es también fuente de placer.

Los ídolos comienzas a ser personas o personajes fuera de la familia. El niño se aleja de los padres por la noción de prohibición del incesto, y así tiene lugar también una socialización con un contexto más amplio.

Además, los niños ya pueden desenvolverse en los juegos reglados, en los que se incluyen distintos deportes. Dichos juegos implican un objetivo, normas que regulan lo que se puede y lo que no, y la existencia de triunfos y fracasos, a los cuales debe adaptarse el niño. Este tipo de juegos no serían posibles sin el superyó, pues el ello que antes dominaba completamente, pedía por un placer desmesurado, al cual no se podía poner límites.

Escrito por :