Categorías
Qué es, Significado y Concepto

Definición de Grito

La palabra grito proviene del verbo gritar, y se entiende como un tipo de voz muy alto y esforzado. En teoría, cualquier animal con pulmones puede ser capaz de realizar un grito, pero en la práctica el término se aplica casi exlusivamente a los gritos humanos.

Los gritos pueden ser emitidos por varias razones distintas, aunque casi siempre cuentan con un transfondo emocional. Así, una de las razones más comúnes para emitir un grito es para desahogar una emoción negativa, como el miedo, el pánico o la frustración.

De igual forma, uno también puede gritar como resultado de emociones positivas como la felicidad o la exaltación. En estos casos, el tono de voz y la expresión facial son los que determinan si se trata de un grito con transfondo positivo o negativo.

En ocasiones, las personas también gritan durante discusiones acaloradas, y en los discursos políticos es común escuchar a los políticos gritar para despertar un sentimiendo de lealtad y pasión entre sus simpatizantes.

El grito es un mecanismo evolutivo que hemos desarrollado para facilitar las relaciones sociales. Por ejemplo, cuando alguien se asusta o se alarma, es común soltar un grito como una reacción inmediata. Esto pretende dos cosas: asustar a posibles atacantes y alertar a las personas que estén cerca.

De igual manera, cuando sufrimos dolor físico también solemos gritar de forma instantánea, con el objetivo de aliviar el dolor y pedir ayuda a personas que estén cerca. Estos gritos también suelen estar acompañados de llanto, dependiendo de la gravedad del dolor.

Pero los gritos no sólo alertan de cosas negativas, sino que también sirven para llamar la atención y alardear a los demás de algo que hemos conseguido. Por ejemplo, cuando se triunfa en algo o se supera un obstáculo difícil, no es nada común escuchar un grito de alegría, que sirve tanto para alertar a los otros de nuestro triunfo como para liberar el estrés que teníamos antes de superar la prueba.

Escrito por :