Categorías
Qué es, Significado y Concepto

Definición de Espasmo

La palabra espasmo proviene del latín spasmus, y se refiere a una contracción repentina de un músculo o de un grupo de músculos. Suelen venir acompañados de un dolor agudo para el que lo sufre, que en la mayoría de los casos suele detenerse a los pocos minutos sin dejar consecuencias graves en la persona. Existen, sin embargo, espasmos que pueden llegar a ser bastante graves, como aquellos que se llegan a producir en el corazón.

Un músculo afectado por un espamo suele endurecerse y hasta abultarse, y una vasta mayoría de los casos son producidos por la falta de una correcta oxigenación al músculo. Los espasmos suelen aparecer después de sesiones intensas de ejercicios, aunque no están limitados únicamente a esa causa. En caso de que aparezca uno, los estiramientos constantes del músculo o la aplicación de antiinflamatorios suele acabar con la molestia en cuestión de minutos.

Si el espasmo se manifiesta en medio de la sesión de ejercicio, se debe detener toda actividad de forma inmediata y comenzar un masaje del músculo. Si se tiene al alcance, la aplicación de calor o hielo suele ser útil. Esto, por sí sólo, debería ser suficiente para solucionar la mayoría de los espasmos. Sin embargo, si el dolor no cesa y la aplicación de un antiinflamatorio no reduce la molestía, es necesario consultar a un médico especializado. Estos casos, sin embargo, son bastante extraños y la mayoría de los espasmos son sólo molestias temporales.

Una idea generalmente aceptada por los médicos respecto a que es lo que causa los espamos se basa en el hecho de la contracción de algunos músculos suele provocar la relajación de otros. Por ejemplo, la contracción del bíceps lleva como consecuencia la contracción del tríceps. En esta situación, durante una sesión de ejercicio la cantidad de ATP y magnesio disminuyen, dificultando la relajación del músculo, lo que en última instancia acaba por provocar los espasmos.

Escrito por :