Categorías
Qué es, Significado y Concepto

Definición de Digestión

La digestión es un proceso por el cual se obtienen y elaboran (para poder ser absorbidas) las sustancias que necesita el organismo para desarrollarse; luego de ello, se desechan ciertos elementos residuales de esas sustancias. La digestión es propia de los animales, hongos, y algunas plantas carnívoras.

El aparato digestivo humano, gracias al cual se produce la digestión, está constituido por el tubo digestivo y las glándulas anexas.

El tubo digestivo es rectilíneo, y presenta algunas dilataciones; está formado por la boca (se abre de manera voluntaria dejando pasar el alimento), la faringe (comunica la boca con el esófago), el esófago, el estómago (dilatación del tubo digestivo), el intestino delgado (tres porciones: duodeno, yeyuno, e ileón), el intestino grueso, el recto (desemboca en el ano) y el ano. Las glándulas anexas, llamadas así por estar anexas o incorporadas al tubo digestivo, son las glándulas salivales, el hígado, y el páncreas. El proceso digestivo empieza en la boca, y finaliza en el ano.

La boca, por donde ingresa el alimento, posee dientes: incisivos, caninos, premolares, y molares; cada uno de ellos con una función específica. Los incisivos toman y fraccionan el alimento, los caninos lo desgarran, y los premolares y molares lo machacan y trituran. La lengua, hallada dentro de la boca, también cumple un rol importante en la digestión; moviéndose hacia arriba y atrás nos permite tener control del alimento, y también, deglutirlo.

La digestión demora entre 24 y 48 horas; en las cuales existen dos tipos de procesos: mecánicos y químicos. Los procesos mecánicos consisten en la ruptura y el movimiento del alimento ingerido, mientras que los procesos químicos consisten en la aceleración de la degradación de alimentos, por parte de las proteínas llamadas enzimas.

Gracias al aparato digestivo incorporamos nutrientes, los cuales llegan a cada célula de nuestro organismo.

Escrito por :