Categorías
Qué es, Significado y Concepto

Definición de Deseo

En términos generales, el deseo refiere a un anhelo o aspiración, que posee un origen y una meta, así como diversos medios para su satisfacción. Los deseos de un individuo se vinculan con las prioridades y valores que posee, y con su personalidad. Por otro lado, tienen mucho que ver con la etapa de la vida que se transite, y con el contexto.

En Psicología, llamamos deseo al motor del aparato psíquico. Es decir, es aquello que pone en marcha nuestra mente y con ello también nuestra conducta. Cabe destacar que hablamos de una mente o psiquis compuesta por tres instancias: conciente, preconsciente, e inconsciente, diferenciadas por dos barreras de censura ejercida por la represión.

El deseo por definición es de origen inconsciente y se expresa en los actos fallidos, los chistes y los sueños. Así, cuando dormimos “se hacen realidad nuestros deseos”, usualmente de un modo deformado, debido a que en el sueño, tal y como lo recordamos, tienen lugar dos fenómenos (condensación y desplazamiento) que dificultan la interpretación.

Según Sigmund Freud, el deseo jamás se satisface, es inacabable, a diferencia de como lo entendemos cotidianamente. Una vez cumplida la meta de un deseo, éste va en búsqueda de una nueva finalidad, y así sucesivamente.

¿De dónde nace el deseo? Freud nos lo explica con ayuda de la experiencia mítica de satisfacción: ésta se da en el primer encuentro entre el niño y el pecho materno. En dicha instancia el niño logra satisfacer su deseo por única vez, y a partir de allí querrá volver a dicha experiencia mítica sin éxito.

El deseo además, es la expresión del Ello, a la cual el Superyó pone los límites de la represión. Este último responde a los límites puestos por los padres en la infancia, y por la cultura en general.

Escrito por :