Qué es, Significado y Concepto

Definición de Carro de combate

Artículo escrito por Ana S. | Actualizado: octubre 31, 2020

Carro de combate o Tanque (ejército), vehículo blindado que se desplaza sobre orugas, es capaz de moverse campo a través y de alcanzar velocidades en carretera de unos 97 kilómetros por hora. Los tanques se clasifican en ligeros, medios y pesados. Pesan desde 14 hasta 54 toneladas, el grosor de su blindaje puede llegar a ser de 15 centímetros y llevan cañones de 75 a 122 milímetros en la torreta. Ésta es una estructura situada sobre el cuerpo del carro que puede girar 360 grados, lo que permite realizar el disparo en cualquier dirección. Además, los tanques (del inglés tank) muchas veces llevan ametralladoras ligeras y pesadas. Para los reconocimientos se usan tanques ligeros, pero para romper o rodear las líneas enemigas suelen emplearse los más pesados.

La idea de la armadura proviene de la antigüedad. Ya en el siglo V a.C., utilizaban armaduras los guerreros griegos, e incluso a veces también sus caballos. En 1482, el artista y científico florentino Leonardo da Vinci diseñó un carro de combate cubierto accionado por poleas. Pero la aparición de un vehículo blindado efectivo que se desplazara sobre orugas se retrasó hasta la invención del motor de combustión interna.

Durante la I Guerra Mundial Gran Bretaña desarrolló y utilizó el primer vehículo blindado sobre orugas. Para mantener el secreto se mandó al frente de batalla en cajas marcadas con la palabra tank, y de ahí proviene su nombre. La primera batalla en que participaron tanques fue en la del Somme, el 15 de septiembre de 1916. Gran Bretaña envió 49 tanques con resultados decepcionantes. Pero poco más de un año después, en noviembre de 1917, 400 carros británicos atravesaron las líneas alemanas en Cambrai y capturaron 8.000 soldados enemigos y 100 ametralladoras.

Los tanques fueron un arma mucho más importante durante la II Guerra Mundial. Al principio de la contienda, Alemania organizó unidades móviles de ataque rápido compuestas por tanques, infantería, artillería y tropas de apoyo. Estas unidades fueron las responsables de la mayoría de las victorias alemanas al principio de la guerra. Como resultado de esto, las naciones enfrentadas con Alemania incluyeron los tanques en sus formaciones. A mediados del conflicto los tanques eran una parte importantísima en la mayoría de las unidades de infantería. Su papel fue vital en muchas de las batallas que se desarrollaron en la Unión Soviética (URSS), en los desiertos del norte de África y en Europa.

Los tanques siguen siendo importantes en muchas fuerzas armadas y han jugado un trascendental papel en muchas guerras, como la guerra del Yom Kipur (1973) o la guerra del Golfo Pérsico (1991). Los tanques modernos no se diferencian mucho de los tanques de la II Guerra Mundial, pero tienen un blindaje mejor, son más rápidos y cuentan con cañones más poderosos. Además, los tanques modernos (como el Challenger británico, los Leopard I y II alemanes, el M1 Abrams del Ejército estadounidense o los modelos T de la antigua Unión Soviética) poseen mecanismos de disparo controlados por ordenador, lo que les permite alcanzar objetivos aunque el tanque esté en movimiento, e incluso aunque no se divise el blanco desde el carro, si un helicóptero le proporciona los datos sobre su situación.