Salud

Ascariasis

Artículo escrito por Ana S. | Actualizado: noviembre 15, 2020

Ascariasis, infección causada por el gusano cilíndrico Ascaris lumbricoides, un parásito intestinal de los seres humanos y otros mamíferos, que puede alcanzar 40 cm de longitud; es el mayor nematodo intestinal de la especie humana. La infección se produce por contacto con suelo contaminado con huevos del parásito. Una vez que los huevos han penetrado en el organismo, llegan al intestino delgado, donde liberan las larvas. Éstas pasan luego al hígado, corazón, pulmón, vías aéreas superiores y, nuevamente, se instalan en el intestino delgado, donde se transforman en adultos. Véase también Ascaris.

La mayoría de las personas infectadas poseen un número reducido de parásitos y no desarrollan síntomas. Sin embargo, durante la migración de las larvas a través de los pulmones, algunos pacientes experimentan una tos irritativa y una sensación de ardor retroesternal (posterior al esternón), que se agrava con la tos y la inspiración profunda. La eosinofilia (elevación anormal del número de leucocitos eosinófilos) ocurre en esta etapa sintomática y remite lentamente a lo largo de varias semanas.

La infección debida a las formas adultas del gusano suele ser asintomática pero, en ocasiones, da lugar a molestias intestinales, cólicos biliares, inflamación de la vesícula biliar y pancreatitis. Si el número de adultos es elevado se puede producir bloqueo y perforación intestinal.

En general, hay varios fármacos antihelmínticos que resultan efectivos en el tratamiento de la ascariasis.