Salud

Arritmia

Artículo escrito por Ana S. | Actualizado: noviembre 15, 2020

Arritmia, alteración del ritmo cardiaco fisiológico (60-100 latidos por minuto rítmicos y regulares), marcado por el nodo sinoauricular (véase Corazón), que transmite los impulsos eléctricos por distintas vías internodales al nódulo auriculoventricular, de donde sale el llamado fascículo o haz de His que se divide en los haces ventriculares derecho e izquierdo.

En las bradiarritmias, los ventrículos se contraen con frecuencia excesivamente baja, de menos de 60 latidos por minuto (véase Bradicardia).

En las taquiarritmias, el corazón se contrae a mayor frecuencia de la normal (más de 100 latidos por minuto). En los complejos prematuros aparecen salvas extras de impulsos a nivel auricular o ventricular. Entre las taquicardias están las sinusales (el nódulo sinusal genera impulsos a demasiada frecuencia), la fibrilación auricular (contracciones auriculares irregulares de alta frecuencia), el flutter (250-350 contracciones auriculares regulares por minuto), la taquicardia paroxística supraventricular, los síndromes de preexcitación (producidos por fenómenos de reentrada de impulsos por fascículos de conducción anómalos), la taquicardia del nodo auriculoventricular y la taquicardia ventricular (producidas por fenómenos de autoexcitación rápida a estos niveles) y la fibrilación ventricular (situación pre-mortal con contracciones irregulares e ineficaces). Casi todas se tratan con medicación antiarrítmica y en algún caso con desfibrilación eléctrica.