Salud

Ansiolítico

Artículo escrito por Ana S. | Actualizado: noviembre 15, 2020

Ansiolítico, medicamento utilizado contra la ansiedad y sus diferentes manifestaciones, como el insomnio. Los ansiolíticos o tranquilizantes menores comprenden numerosos productos agrupados en varias familias: benzodiazepinas (oxazepam, lorazepam, bromazepam), carbamatos (meprobamato, por ejemplo) e hidroxicina, entre otros.

Los medicamentos llamados ansiolíticos son psicotropos prescritos primordialmente para combatir la ansiedad. No obstante, algunos tienen una segunda indicación que a veces es la más utilizada, cuando no la única aprovechada, en la práctica. La hidroxicina es un antihistamínico empleado en el tratamiento de la alergia, en particular de sus manifestaciones cutáneas. El meprobamato ejerce una interesante actividad contra los temblores. Determinadas benzodiazepinas (tetrazepam) se prescriben como miorrelajantes para aliviar las contracturas musculares dolorosas asociadas con ciertos trastornos reumáticos. Las benzodiazepinas en general, y algunas de ellas en particular (diazepam), forman parte del arsenal terapéutico clásico contra las convulsiones epilépticas. Otras (nitrazepam, triazolam) ejercen una acción inductora del sueño de potencia suficiente para utilizarlas como hipnóticos (contra el insomnio).

El consumo de benzodiazepinas, excesivo y, en general, demasiado libre, debería ser objeto de seguimiento médico riguroso. Estos medicamentos inducen una somnolencia peligrosa para los conductores de vehículos y máquinas. Pueden provocar toxicomanía en forma de dependencia psíquica, acompañada de síndrome de abstinencia en caso de interrupción brusca de un tratamiento prolongado.