Salud

Anquilostomiasis

Artículo escrito por Ana S. | Actualizado: noviembre 15, 2020

Anquilostomiasis, enfermedad producida por nematodos (véase Gusanos cilíndricos) que parasitan el intestino delgado de los seres humanos. Se calcula que alrededor del 25% de la población mundial se encuentra infectada por Necator americanus (América del Sur y Central, sureste de Estados Unidos, África y Asia tropical y subtropical) o Ancylostoma duodenale (Oriente Próximo y países mediterráneos) y, en menor proporción, por Ancylostoma ceylonicum (India y Filipinas).

Los anquilostomas tienen un ciclo vital complejo, que afecta a los seres humanos cuando las larvas filariformes, presentes en el suelo de terrenos húmedos, penetran a través de la piel en el interior del huésped; la infección suele producirse por caminar descalzo en áreas contaminadas. Una vez que las larvas han traspasado la barrera cutánea, migran por los vasos sanguíneos hacia los pulmones y ascienden por el árbol respiratorio hasta la faringe, desde donde son deglutidas. La larva completa su desarrollo en el intestino y se convierte en la forma adulta. El gusano se adhiere, mediante unos dientes o placas cortantes, a la mucosa de la región proximal del intestino delgado, succionando la sangre del huésped para alimentarse.

La gravedad de la infección depende del número de gusanos que afecten al huésped. La mayoría de las infecciones son asintomáticas. En algunos casos existe picor y máculas eritematosas en la piel, relacionadas con la penetración de la larva, tos o sibilancias y dolor abdominal con diarrea intermitente. En las infecciones crónicas la característica primordial es la anemia por deficiencia de hierro, debida a la pérdida crónica de sangre por el tubo digestivo. En los niños se puede producir retraso en el crecimiento.

El diagnóstico se realiza mediante la identificación de los huevos en las heces. La erradicación del parásito se logra por la administración de fármacos como el mebendazol o el pamoato de pirantel. La prevención se basa en la adopción de medidas sanitarias, como la eliminación o desinfección de las heces, el acordonamiento de las áreas contaminadas y el uso de calzado.

Salir de la versión móvil