Salud

Angioma

Artículo escrito por Ana S. | Actualizado: noviembre 15, 2020

Angioma, tumor benigno formado por pequeños vasos sanguíneos (hemangioma) o linfáticos (linfangioma) bien desarrollados y funcionales.

Los hemangiomas pueden ser capilares, cavernosos o esclerosantes. Los primeros están formados por capilares y aparecen en piel, tejido subcutáneo, mucosa bucal, hígado, bazo y riñones como pequeñas lesiones de color variable de rojo a azul; a veces forman manchas extensas en piel. Los hemangiomas cavernosos están formados por vasos voluminosos y se presentan en piel, mucosas, hígado, bazo, páncreas y cerebro como lesiones, entre 1 y 2 cm, esponjosas, blandas, de color rojo azulado. En el hemangioma esclerosante los vasos están parcialmente obliterados por la proliferación de paredes capilares y tejido de sostén, formando tumores macizos de color gris pálido a amarillo bronceado en la dermis y en el tejido subcutáneo.

Los linfangiomas pueden ser simples (capilares) o cavernosos (higroma quístico), equivalentes a los hemangiomas. Forman tumoraciones subcutáneas o submucosas en cabeza, cuello y axila. Los cavernosos pueden alcanzar gran tamaño.

Salir de la versión móvil