Salud

Anastomosis

Artículo escrito por Ana S. | Actualizado: noviembre 15, 2020

Anastomosis, comunicación entre dos vasos, nervios o vísceras huecas. Existen espontáneamente en la anatomía o pueden ser creadas mediante cirugía. Pueden ser término-terminales, látero-laterales o término-laterales.

Las anastomosis vasculares, tanto arteriales como venosas, son muy comunes en el organismo. Permiten equilibrar flujos y presiones o variarlos según las demandas de cada región. Son especialmente importantes las de vasos cerebrales y coronarios (véase Corazón; Encéfalo), pues permiten mantener el flujo a zonas vitales cuando alguna patología obstruye el tronco principal (polígono de Willis en la base del cráneo, anastomosis entre los troncos de ambas carótidas y de ambas arterias vertebrales). Las uniones entre vasos también mantienen la vitalidad de un miembro cuando uno de los troncos principales se lesiona, como, por ejemplo: si la arteria radial que llega a la mano se corta, persiste el riego sanguíneo por las anastomosis con la arteria cubital.

Las anastomosis entre nervios permiten el paso e intercambio de fibras de unos a otros, manteniendo la inervación (parcial) sensitiva y motora cuando se produce una lesión de un tronco.

Las anastomosis intestinales quirúrgicas comunican dos vísceras huecas para derivar su contenido: gastro-esofágicas, gastro-intestinales, entre asas intestinales y bilio-intestinales.