Salud

Albuminuria

Artículo escrito por Ana S. | Actualizado: noviembre 7, 2020

Albuminuria, presencia de albúmina en la orina. La albúmina es una proteína hidrosoluble que se encuentra en casi todos los tejidos animales y en muchas plantas. Habitualmente esta proteína no se elimina por la orina, ya que los poros que existen en la membrana del glomérulo renal son demasiado pequeños para permitir la excreción de las moléculas proteicas.

Cuando, en el seno de una enfermedad, tiene lugar una pérdida urinaria importante de albúmina, se produce un descenso de la concentración plasmática de la misma, dando lugar a una disminución de la presión oncótica (presión osmótica ejercida por los coloides en una disolución) intracapilar y, secundariamente, a un edema (acumulación de líquido en los tejidos).

Existen diversas situaciones clínicas en las que la membrana glomerular puede verse dañada y, como consecuencia, las moléculas de albúmina pueden pasar a la orina. Esto ocurre en diversas glomerulonefritis; en infecciones; como un efecto secundario a la ingesta de fármacos, como antiinflamatorios no esteroideos; o en el seno de distintas neoplasias como linfomas o leucemias.

La valoración clínica de una albuminuria, o de una proteinuria en general, se realiza mediante el uso de tiras reactivas que se sumergen en la orina de la primera hora de la mañana. Cuando el resultado es positivo, debe realizarse una determinación de la excreción urinaria de proteínas en 24 horas y, posteriormente, un estudio electroforético.