Salud

Acupuntura

Artículo escrito por Ana S. | Actualizado: noviembre 7, 2020

Acupuntura, procedimiento de la medicina tradicional china basado en la inserción y manipulación de agujas en más de 360 puntos del cuerpo humano. Se emplea en la mayoría de los hospitales chinos y por algunos médicos japoneses y occidentales para aliviar el dolor quirúrgico y de las enfermedades reumáticas, así como para muchas otras enfermedades.

La digitopuntura o shiatsu es una variante en la que el médico emplea la manipulación digital para aliviar el dolor y otros síntomas; está muy extendida en Japón, y ha empezado a practicarse recientemente en Europa y América. Se realiza ejerciendo presión con la punta de los dedos (a veces con los codos o las rodillas) sobre una compleja red de puntos clave del cuerpo del paciente.

Historia

En China se han encontrado agujas de acupuntura con más de 4.000 años de antigüedad. Las más primitivas eran de piedra; después fueron de bronce, oro o plata, y hoy en día se fabrican de acero. Al principio se utilizaron para drenar úlceras y ampollas. La acupuntura se desarrolló basándose en la teoría de que existen en el cuerpo determinados “puntos meridianos” conectados a los órganos internos. La “energía vital” fluye a lo largo de las líneas meridianas; las enfermedades son causadas por la interrupción de los flujos de energía; la inserción y manipulación de agujas restaura la normalidad.

Tratamiento

Hoy en día la acupuntura se usa en China principalmente para la analgesia quirúrgica. Los cirujanos chinos afirman que aproximadamente el 30% de los pacientes obtiene un adecuado nivel de analgesia si se establece una corriente eléctrica a través de las agujas en vez de manipularlas. Los observadores occidentales mantienen que, efectivamente, esta aplicación es válida, pero sólo en el 10% de los pacientes; parece especialmente indicada en neurocirugía intracraneal. Los cirujanos chinos afirman que la acupuntura es superior a la analgesia occidental, inducida por fármacos, porque no altera la fisiología del organismo y por tanto no expone al paciente al shock (el shock quirúrgico, si es hipovolémico, se debe al sangrado durante la intervención, y si es neurogénico, se debe al dolor del paciente).

Los médicos chinos también tratan otras enfermedades con acupuntura: úlcera péptica, hipertensión arterial, apendicitis, asma y algunas cardiopatías. En más de seiscientos pacientes con angina de pecho, la acupuntura disminuyó la necesidad de fármacos y la mayoría fueron capaces de volver a trabajar.

El mecanismo de acción de la acupuntura sigue sin descubrirse. Mediante acupuntura experimental en conejos se ha demostrado que no se trata sólo de un fenómeno de sugestión. Tras el descubrimiento en 1975 de las encefalinas y las endorfinas (inhibidores del dolor producidos por los organismos animales), algunos neurofisiólogos sugirieron que las agujas podrían desencadenar la liberación de estas sustancias, que actúan en la médula espinal bloqueando la transmisión al cerebro de las señales de dolor. Esta hipótesis parece confirmarse en experimentos en que la introducción de agujas en determinadas zonas del cerebro de perros produce una elevación de las endorfinas del líquido cefalorraquídeo. También se ha demostrado que la analgesia de la acupuntura se bloquea parcialmente con naloxona, antagonista de los opiáceos y de las endorfinas.